Cerduque 44

Capítulo 44 – El prólogo del prodigio del viento

 

(maestro de la mazmorra)

[–¿Una barrera?]

En lo profundo del bosque , en la mazmorra cerca de la Academia Mágica Kurushu, un maestro de la mazmorra abrió los ojos.

Y a pesar de haber despertado, la presión sanguínea del maestro de la mazmorra ya había subido hasta el punto más alto.

Sin dudarlo, golpeó al orco que parecía querer informarle algo.

 

[Buhiiiii !!] (+Jajaja xD)

 

El lastimoso orco voló y golpeó la pared de la mazmorra gritando.

El único lado positivo era que el maestro de la mazmorra no uso su mano derecha, si lo usara el orco estaría muerto en este momento.

Con un ‘humph’, el maestro de la mazmorra se deslumbra ante el orco cabizbajo en el suelo.

Con un cuerpo parecido al de un humano, agarro al monstruo de manera decisiva en su lugar como maestro de la mazmorra .

 

[Ven aquí, cerdo! Esta barrera significa que aquellos humanos han encontrado esta mazmorra!]

[Duele buhii duele buhii, realmente duele buhii!]

[¡Deja de quejarte, cerdo! ¡Mi evolución matando ha llegado a su fin! Con esta mano derecha mía, destruiré este mundo … ¡Nos dirigimos hacia el campamento del enemigo!]

[Buhii!]

El maestro de la mazmorra era un monstruo gigante con un ojo.

Era el gigante de un ojo, un Cíclope.

Pero en comparación con los cíclopes normales, su cuerpo era un tamaño más grande y no solo eso, sino que su mano derecha también era anormalmente grande.

El maestro de la mazmorra sigue abriendo y cerrando su mano derecha, y solo después de asegurarse de que estaba en la condición perfecta, se rió.

● ● ●

(???)

En una isla despoblada que estaba separada del continente.

El dragón negro Sekhmet, el que una vez sacudió con miedo este continente, el que aún debería estar en su sueño infinito.

Fue un largo largo sueño.

Fue tanto tiempo que me hizo pensar que estaba muerto.

Pero cuando escuche la voz de esa chica .

[{Te lo ruego, Sekhmet. Por favor, dale tu fuerza a esa chica]}

Como si estuviera guiado por algo, Sekhmet el dragón negro abrió los ojos.

 

[Soy Aerith! ¡Quién dirige y protege este lugar, el ejército del rey demonio del norte! Deja este lugar de una vez, dragón negro Sekhmet!]

[…]

[Parece que ya has olvidado cómo hablar, ¿verdad, dragón negro sekhmet? Ahora entiende esto! Tu era ha terminado.]

 

Parece que llevo mucho tiempo durmiendo, tanto tiempo que el imperio que la niña amaba ha desaparecido .

Pero necesito darle una pequeña lección a este subordinado de ese rey demonio.

Incluso se atreven a decirle a este dragón negro que haga algo.

Bosques quemados, tierras llenas de desesperación, casas desmoronadas y muchos monstruos que intentaban escapar como insectos.

 

[¡Retrocedan! ¡Atrás todos! ¡Ya es demasiado tarde para razonar con Sekhmet el dragón negro! Hacer algo más es inútil!]

 

Esos monstruos voladores aparecen una y otra vez en el cielo tratando de oponerse a mí.

Pero esas cosas simplemente se mantienen a cierta distancia como si solo me estuvieran observando.

Al ver el espectáculo ante él, el Dragón negro Sekhmet, tuvo un pensamiento

‘Este cielo es mi dominio, estos vientos están bajo mi mando’.

‘No hay nadie aquí que pueda escapar si yo utilizo mi aliento de fuego, aquí solo hay pequeños alevines y no vale la pena luchar contra ellos’ (+no que el pensamiento era en cursiva?… Ya no se)

 

[Ejército de Daris en la frontera nacional! El dragón negro Sekhmet no era uno de nosotros! ¡Pero si aprovechas esta oportunidad para entrar en nuestro territorio, consideraremos que estás actuando hostil contra el rey demonio! Aaargh, ¿a dónde fue ese tipo en este tipo de momentos? ¡Se ha ido justo en el momento más importante!]

 

Estaba hablando de esa pequeña criatura .

Dentro de la cabeza de dragón negro, siente que algo sigue tirando de su mente.

Una y otra vez, ese niño humano manipula el viento para enfrentarme.

Si recuerdo correctamente, esa pequeña criatura se mudo a un pequeño país llamado Daris.

[Mi nombre es Aerith! ¡A quien se le confió este lugar con el nombre de Rey Demonio, el general de este ejército del rey demonio del norte!]

Dening

¿Su descendiente sigue vivo?

Si es así, ¿qué demonios hace ahora ahora?

 

[Lo diré una vez más, el ejército de Daris! Sekhmet, el dragón negro! ¡Es un monstruo que no tiene ningún tipo de conexión con nosotros!]

 

En este momento, Sekhmet el destino del dragón negro se ha decidido.

Con sus alas gigantes, Sekhmet el dragón negro controla el viento y voló hacia el vasto cielo azul.

 

<previo] [INDICE] [próximo>

[TDC]


+entonces Aerith estaba hablando con Sekhmet y ademas con el Ejército de Daris? Talvez me falto algo



NOTA: TODO ESTO ES PRÁCTICAMENTE TRADUCCIÓN DE GOOGLE-TRAD Y LO EDITE A MI GUSTO, COMO MI EDICIÓN NO ES DE GRAN CALIDAD NO PUEDO GARANTIZAR UNA TRADUCCIÓN EXACTA O INCLUSO DECENTE, ASÍ LOS CAPÍTULOS ESTÁN EN CONSTANTE CAMBIO Y ESTOY 100% DISPUESTO A CRITICAS/CORRECCIONES


2 comentarios en “Cerduque 44

  1. Es un problema bastante grande para ella, que se dijo deseaba la paz y por eso terminó traicionada; si Daris cree que Sekhmet era de las filas del ejército del rey demonio, lo cual sería lo lógico, entonces todo su sueño de paz terminaría… Por eso anda gritando como loca que no tiene nada que ver con ese dragón xD

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s