Seiun S2-c07

Capítulo 07 – Fuera de la aldea

 

Los productos manufacturados de Eiji cubrieron la mayor parte de la aldea.
No habría pensado que estaría haciendo herramientas, y había muchos productos de hierro en su vecindad.

Los clavos de hierro, que están entre el tema, solían ser producidos solo por industrias factoriales, sin embargo, ahora eran hechas a mano.
En medio de los productos de hierro, había 3 que habían sido muy bien recibidos en el pueblo.

Primero – herramientas de cultivo, segundo – herramientas de cocina, como ollas y cuchillo de cocina, y por último – herramientas de costura.

Debido a que la industria doméstica es común en este período, coser para cada individuo se considera trabajo de la esposa.

Además, los materiales utilizados en la costura consisten principalmente en pieles, mientras que el algodón está reservado únicamente para los hogares ricos.

El clavo de hierro firme, que es capaz de atravesar pieles duras y pesadas, recibió una ardiente bienvenida por parte de los aldeanos.

Usando el mismo clavo, Eiji hizo viajes de ida y vuelta con paños en forma de hemisferio de alta calidad.
Las piezas de tela hemisféricas muy bien cortadas se cosieron juntas y se decoraron con un bordado.

Después de hacer dos de estos paños, se extendió desde ellos, verticalmente, dos cuerdas y se unió a ambos con un gancho.

Eso fue un sostén.

Habiendo repitido obstinadamente la medida del tamaño, Eiji creó la superficie de las telas, que combinaba perfectamente con el pecho de Tanya. Además de eso, lo adornó con un bordado de flores.

 

– Tanya-san, ¿puedo tener un momento?

– ¿Nuevamente medir el tamaño? ¿Cuántas veces planeas medir?

– Eh, no, solo quiero hacerlo para que te quede perfectamente.

– (suspiro), probablemente solo quieras tocarlos, mientras lo usas como pretexto.

(+me enorgullece este chico)

 

‘Tú solo lo entiendes, ¿verdad?’ – pensó, mientras miraba su cara roja.

Mientras mostraba la sonrisa llena de energía, Eiji se colocó detrás de la espalda de Tanya y colocó el sujetador sobre su pecho.

Debido a que no había herramientas de medición, tuvo que establecer un punto de referencia por sí mismo y hacer pequeños ajustes.

Eiji, que era un perfeccionista con rasgos de trabajador, repitió la medición muchas veces.

 

– ¿Heh? ¿Tu pecho no volvió a crecer …?

– Eso es porque hay alguien que no puede contentarse con solo tocar.

– Eso es porque eres tú Tanya-san.

– ¡Naturalmente! Si te atreves a hacer eso con otras mujeres, definitivamente no te perdonaré, ¿verdad?

(+necesito más detalles)

 

Su voz llena de celos era agradable para los oídos de Eiji.

Mientras se distraía con la charla, Eiji usó esta oportunidad para amasar su pecho. Ciertamente, su volumen aumentó.

La piel resbaladiza chupó en sus manos. La carne amplia cambió su forma como si correspondiera a las manos de Eiji. Una vez que Tanya sintió que alcanzaba la cima, le pellizcó el dorso de las manos.

Sin embargo, muchas veces se sintieron piel a los demás, a Eiji le gustaba esa rigidez irrompible en su comportamiento.

 

– Por favor deja de hacerlo por la mañana.

– Pero, durante la noche, estás bien con eso, ¿no?

– No sé … La medición del tamaño probablemente haya terminado, así que déjalos ir.

 

Colgando su cabeza avergonzada, sin duda, Tanya no quería que sus ojos se encontraran.

Sus orejas se pusieron rojas y ardían. La nuca blanca de Tanya sobresalía de su pelo suelto, donde se podía ver una marca de beso. ¿Fue debido a Eiji que chupar a fondo anoche?

‘Eso es malo’ – pensó, mientras sentía el impulso de empujarla hacia abajo.

Sin embargo, aprendió una lección de su experiencia previa; de lo contrario, se convertiría en algo bastante problemático más adelante.

Una vez que hizo enojar a Tanya, mientras se miraba con los ojos ardientes, su estado de ánimo no mejoraría durante todo un día.

Su mirada fría podría hacer que uno se sienta desconsolado.

Para evitar cualquier conflicto, Eiji retiró sus manos según lo solicitado. Tanya exhaló un profundo suspiro.

Cuando se distanció, miró hacia los estantes y sacó algo.

 

– ¿Que es eso?

– Es una túnica de pieles. Recientemente, se ha vuelto más fresco, ¿así que no sentirás frío?

– Gracias. Lo voy a valorar. Bueno, aquí está tu regalo de devolución.

 

Después de que Eiji rápidamente ajustó el gancho, se lo dio a Tanya.

 

– Oh Dios mío, ¿no se suponía que no estaba terminado?

– Solo tuve que ajustar el gancho, así que estaba a punto de hacerlo.

– ¿Eso significa que la medición de tamaño anterior fue innecesaria?

– No, fue vital. Debido a que fue el último ajuste, fue realmente vital.

 

Eiji se puso la túnica, pasándose los brazos por las mangas.

¿Fue porque estaba curtido con piel de venado? Inmediatamente pudo sentir calor envolviéndolo.

Y también, ¿fue porque ella lo cosió con cuidado? No se sentía apretado sobre los hombros superiores de Eiji cuando se movía.

Tanya observó su postura con mucho gusto.

 

– Tanya-san, tú también, por favor ponte ese sostén.

– Entonces, da la vuelta.

– Eh … ¿es malo para mí mirar?

– Naturalmente.

 

Eiji no pudo evitar darle la espalda. Mientras lo hacía, se podía escuchar el sonido de roces de ropa.
No importa cuántas veces vio su cuerpo, no podía estar contento.

 

– Está hecho.

– Sí, como se esperaba, se ve bonito.

 

Sin tener la oportunidad de mirar, Tanya terminó de cambiar.
Su gran pecho, que tenía soporte, dibujaba hermosas esferas redondas más que nada.
Sus extremidades estaban quemadas por el sol, pero la piel oculta debajo de su ropa era blanca.
El sujetador teñido de rojo se adaptaba perfectamente a sus sanas extremidades llenas de masa en el pecho, que parecía como si estuvieran a punto de estallar.

Tener una esposa bonita fue realmente una bendición.

De pie frente a Eiji, que observaba con atención, Tanya bajó la ropa que previamente había levantado.

 

– Sí, es suficiente.

-¡Demasiado rapido! ¿Dónde está el tiempo extra?

– Haz tu mejor esfuerzo mientras trabajas.

– Ah, espera un momento. No me empujes así.

– Creo que un hombre trabajador sería soñador.

– Incluso si tú lo dices … no puedo evitar empezar a trabajar.

 

Al final, Eiji, siendo forzado a irse, se fue para hacer su trabajo.

———

Como siempre, Eiji giró usando su martillo de metal.
Algunas veces él ayudaba con el trabajo de campo, el otro jabón que hacía tiempo usaba la ceniza eliminada; sin embargo, lo que principalmente hizo que su corazón este en paz fue el procesamiento de hierro.

Mientras llevaba a cabo su trabajo de herrero, a menudo interrumpía a Pietro y le enseñaba su arte.

Si uno fuera a dejar que su aprendiz hiciera la tarea más simple, entonces también les contaría dejarles hacer una tarea más difícil, como golpear con un martillo.
Corta finamente la hoja de metal carmesí que quema, y la convierte en la forma para el posterior procedimiento de golpeo, luego la coloca sobre el yunque de hierro.
Una vez que se hizo el pilar redondo, Eiji volteó su punta y la redujo a un punto. Después de afeitarlo más, se hizo un sujetador de clavos.

Eiji repitió este procedimiento diez veces.
Debido a que el artículo que estaba fabricando era pequeño, no hubo necesidad de usar el martillo hidráulico.
Parecía que gracias a numerosas repeticiones de su trabajo, Eiji pudo captar la cantidad más adecuada de carbono que debería asignarse.
Y el hierro con una viscosidad mucho más alta que antes se hizo.

 

– Maestro, tenemos un invitado.

-E-entendido. Una vez que termine este trabajo, lo veré de inmediato, así que por favor hágale esperar un poco más.

– Esta bien. Señor, siéntese aquí y espere hasta que venga el maestro.

 

Pietro preparó una silla suavemente curvada hecha de hierro.
Su función era mostrar los valores que harían que los clientes comprendieran la calidad de los artículos hechos de hierro.
Además, no había forma de que Eiji dejara entrar a un invitado dentro del taller.

A pesar de que Eiji le pasó sus habilidades a su discípulo sin ninguna restricción, era natural que valorara sus métodos de fabricación al nunca sacarlos de las instalaciones.

Presumiendo que era el momento adecuado para detenerse, Eiji se movió hacia la puerta que se abría, solo para encontrarse con un hombre vestido con ropa de piel de arriba a abajo, sentado en una silla.

El hombre parecía estar en su mejor momento, y tenía ojos suaves.
Como Eiji no podía reconocerlo, probablemente era alguien de un pueblo vecino.

Recientemente, para Eiji se volvio una rutina recibir invitados con intenciones comerciales de pueblos vecinos.
Eiji no sabía cuándo se extendió el rumor del hierro, pero su primera orden fue un hacha.
Al principio, Eiji se rehusó a hacerlo, pero como se esperaba, no pudo seguir guardándose todo para sí mismo.

También fue esencial para mantener las interacciones entre las diferentes aldeas. Debido a eso, a pesar de que era solo una pequeña cantidad, Eiji comenzó a comerciar con sus productos.

Él no hizo herramientas agrícolas, ya que requerían mucho consumo; sin embargo, podría recibir como cuchillos de cocina, ollas, cuchillos y hachuelas.
No fue debido a los altos precios que se compraron algunas de sus herramientas, pero por lo general, Eiji recibía de 2 a 3 pedidos cada vez.
Como las herramientas de hierro eran resistentes y filosas, solo estas valían la pena.

 

– Bienvenido. Perdón por hacerte esperar.

– Hace muchísimo calor, ¿no?

– Todo el mundo que viene aquí por primera vez piensa lo mismo.

– Encantado de conocerte, soy el jefe tribal de la aldea Tal, Girolamo.

– Oh, pensar que conocería al jefe tribal en persona.

 

La aldea Tal estaba ubicada debajo de la orilla del río, y lleva un día entero llegar desde donde vivía Eiji.

La población de esta aldea era un poco más de 100. Su producción se centró en la loza de barro, muchas de las cuales se usaron como vajillas en la casa de Eiji.
No había otras industrias además de esta, ni herreros.

Por lo tanto, fue como una bendición para Girolamo tener uno cerca.
Por supuesto, siempre podía suplir sus carencias haciendo una solicitud a un vendedor ambulante, o comerciando con otras aldeas; Sin embargo, cuanto mayor sea la distancia, mayor será el costo.

Los productos de metal eran bienes de alta calidad.

 

– Bueno, me gustaría tener algunas herramientas agrícolas …

– Tengo la intención de venderlos, una vez que logre mejorar sus propiedades de resistencia.

– Entonces, en otras palabras, no me venderás herramientas a medio hacer, ¿verdad?

– Eso solo dificultaría mi trabajo si los reparara, así que discúlpeme.

 

Eiji quería responder a esta petición, si pudiera.

Sin embargo, sus herramientas no eran lo suficientemente resistentes para su uso en condiciones difíciles.
Mientras el bien no muestre su valor correcto, uno no debería considerar su venta, tal era la opinión de Eiji.

Mientras inclinaba la cabeza sintiendo pena, Girolamo agitó su mano de un lado a otro.

 

– No, en ese caso, está bien. Aún así, ¿puedo hacer que me hagas un martillo de metal, sujetadores, un hacha y puntas de flecha?

– Puedo preparar un martillo de metal, sujetadores y puntas de flecha para ti, pero necesito que elijas un hacha.

– ¿Elejir?

 

Girolamo hizo una mueca que parecía indicar que no entendía.

 

– A pesar de decir “hacha de guerra”, pueden variar dependiendo de si se usan para cortar madera o cortar troncos, y si son de un solo filo o de doble filo.

– Oh ya veo. Si es para uso de leñador, me pregunto si el doble filo estará bien.

– Que así sea. Ciertamente, creo que es mejor elegir la herramienta adecuada para el trabajo, y en el caso de un leñador, colocar la empuñadura sería lo correcto. cuando lo necesitas?

– Planeo alojarme aquí por hoy y partir mañana.

– En ese caso, probablemente lo haga a tiempo si empiezo ahora. Por favor, ven aquí mañana por la mañana.

 

La charla de negociaciones terminó.
Tan pronto como Girolamo regresó, Eiji procedió rápidamente a su creación.

Las herramientas de doble filo, al igual que las de un solo filo, no requieren hacer una curva.
Eiji tuvo que enfocarse en hacerlo recto, para que la cuchilla se clavara en la madera, y la manivela de madera no se deslizara, para hacer productos que dieran un resultado que superara las expectativas de sus compradores.

Cuanto mejor reciban la evaluación, más clientes vendrán.

De esta manera, los productos manufacturados de hierro se volvieron poco a poco reconocidos, aunque esta no era la intención principal de Eiji.

 

<previo] [INDICE] [próximo>



NOTA: TODO ESTO ES PRÁCTICAMENTE TRADUCCIÓN DE GOOGLE-TRAD Y LO EDITE A MI GUSTO, COMO MI EDICIÓN NO ES DE GRAN CALIDAD NO PUEDO GARANTIZAR UNA TRADUCCIÓN EXACTA O INCLUSO DECENTE, ASÍ LOS CAPÍTULOS ESTÁN EN CONSTANTE CAMBIO Y ESTOY 100% DISPUESTO A CRITICAS/CORRECCIONES


Un comentario en “Seiun S2-c07

  1. Gracias por la droga 😆😆
    No es q Eiji sea tenton es q es un perfeccionista 😂😂😂😂 así q ahora así se les dice 😉😉😉😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s